Pegasus Tenma, Saint de Pegasus del siglo 18.

 

Apariencia y personalidad

 

Su apariencia es igual a la de Seiya, así como también su personalidad.

 

Historia

 

Tenma es la encarnación pasada de Seiya. Al igual que el Saint de Pegasus del futuro, se crió como un huérfano, con la diferencia de que él no terminó en un orfanato sino que deambuló por el mundo engañando y robando a la gente para sobrevivir. Cuando era pequeño se encontró con Alone, en una montañas cercanas a Firanzo, en medio de una gran tormenta de nieve. Luego de robarle sus pertenencias e intentar escapar, es encontrado por Suikyô de Crateris, quien finalmente los pone cara a cara y, entre lagrimas, les enseña el verdadero valor de la amistad. Desde aquel momento Tenma comienza a ser entrenado por el Saint de Crateris.

 

Años después, Tenma es encontrado por Sion y Dôko en un lugar cercano al Santuario llamado Elysion. Allí ellos le informan sobre la existencia de los Saints de Athena y le hacen vestir el Cloth de Pegasus por primera vez. Cloth que él desconocía que llevaba en aquella caja.

 

Posteriormente los Gold Saints deciden llevarlo al Santuario para entrenarlo. Una vez allí, y ante la crisis de Athena recientemente llegada desde el futuro, comienza un duro recorrido por los Doce Templos junto a Shun con la intención de llegar lo más pronto posible a donde se encuentra la diosa para protegerla, al mismo tiempo que el ejército de Hades comienza la invasión y la amenaza de la resurrección del decimotercer Gold Saint, Ophiuchus, se hace cada vez mas inminente.

 

Etimología del nombre:

 

Pegasus no Tenma/Pegasus Tenma (天馬星座天馬): Tenma en japonés significa "caballo celestial". Es la forma literal como los japoneses se refieren al Pegaso.

 

Técnicas

 

Pegasus Ryûsei-ken (ペガサス流星): "Puño Meteoro de Pegaso". Consiste en cientos de puñetazos que superan la velocidad del sonido, proyectando los golpes a la distancia con la presión del aire producida.

 

Constelación:

 

α Peg (Markab), β Peg y γ Peg, junto a Alpha Andromedae (Alpheratz o Sirrah), forman el gran asterismo conocido como el Cuadrante de Pegaso. Una estrella de esta constelación, 51 Pegasi, es orbitada por el primer planeta extrasolar (planeta orbitando a una estrella distinta al Sol) descubierto. Por otra parte, el sistema IK Pegasi es el candidato a supernova más cercano a la Tierra. Análisis espectroscópicos de HD 209458 b, planeta extrasolar en la constelación, han proporcionado la primera evidencia de vapor de agua atmosférico más allá del Sistema Solar.

 

Mitología:

 

En la mitología griega, Pegaso (en griego, Πήγασος) era un caballo alado. Pegaso fue el primer caballo que llegó a estar entre los dioses. Pegaso era el caballo de Zeus, el dios soberano, amo del Cielo y la Tierra. Pegaso nació del chorro de sangre que brotó cuando Perseo cortó la cabeza a Medusa. Ésta era una de las tres hermanas Gorgonas: las otras eran Esteno y Euríale. Suele representarse en blanco o negro y tiene dos alas que le permiten volar. Una característica de su vuelo es que cuando lo realiza, mueve las patas como si en realidad estuviera corriendo por el aire.

 

Según las fuentes clásicas, Perseo no llegó a volar montado en Pegaso, puesto que lo hacía gracias a unas sandalias aladas; sin embargo, muchos artistas renacentistas lo representaron volando en este caballo.

 

Pegaso aparece relacionado fundamentalmente con el héroe Belerofonte, quien a lomos del equino alado logró dar muerte a la Quimera, bestia de múltiples cabezas (entre ellas una de león y otra de cabra) que asolaba los territorios de Licia. Gracias a este corcel Belerofonte pudo obtener igualmente una victoria sobre las amazonas. Belerofonte encarna el "defecto" de la "excesiva" ambición. Cuando por fin consigue montar a Pegaso, no contento con esto le obliga a llevarlo al Olimpo para convertirse en un dios, pero Zeus, molesto por su osadía, envía a un insignificante mosquito que pica el lomo de Pegaso y precipita al vacío a Belerofonte sin matarlo, quedando lisiado y condenado a vagar apartado del resto del mundo toda su vida recordando su gloria pasada.

 

La leyenda de Pegaso puede haber influido la formación de la figura del buraq en la tradición islámica. Es uno de los equinos más célebres de la literatura junto con Rocinante (caballo de Don Quijote de la Mancha), Babieca (el de El Cid), Bucéfalo (el de Alejandro Magno) y el caballo de Troya.

¡Ve nuestro último video!

Síguenos en nuestras redes


Afiliados



¡Compártenos!